Carla Costas: «En el momento que puse un pie en el hospital, me di cuenta de que adoro esta profesión»

Cuando los observamos en su día a día, los enfermeros son ejemplo de seguridad y templanza ante cualquier reto cotidiano. Sin embargo, estos admirados profesionales tienen un pasado y, como todos, han tenido sus dudas antes de dar el primer paso para convertirse en lo que hoy son. Cuenta su experiencia Carla Costas, graduada en Enfermería en la Escuela de Povisa, que amplía actualmente su formación con el grado en Medicina mientras trabaja en la UCI del hospital Povisa.

¿Qué le dirías a un futuro alumno que se pregunta si servirá para desempeñar esta profesión?

Realmente nunca lo sabes hasta que no pisas el hospital. Trabajar en la salud es todo vocación, así que les diría que no se preocupen, porque al llegar lo sentirán.

¿Qué cualidades debería de tener un aspirante a enfermero?

Lo principal es la empatía, tener voluntad, y tratar a los demás como a ti te gustaría que tratasen a un ser querido. Y, claro, también hay que estudiar mucho.

¿Qué idea de la profesión tenías antes de entrar en la carrera?  ¿Ha cambiado a lo largo de estos años?

Entré de rebote, no sabía qué hacer, no lo tenía claro. Pero en el momento que puse un pie en el hospital, me di cuenta de que adoro esta profesión, me encantan los cuidados críticos, soy feliz allí.

¿Qué consejo le darías a una persona más aprensiva que tenga miedo a enfrentarse a situaciones delicadas?

Al principio, seas aprensivo o no, va a ser difícil. Yo soy muy empática, y a veces cuesta, llegas a casa triste… Pero aprendes a convivir con esas situaciones, es algo con lo que tenemos que tratar día a día. Todos los que nos dedicamos a esto estamos para ayudar, y al final te sentirás feliz de haber hecho bien tu trabajo.

¿La vocación se trae de casa o se puede encontrar en medio de la carrera?

Se puede encontrar. Yo pensaba que no tenía vocación, pero en cuanto pones un pie en el hospital, te enganchas. Mi vocación surgió en las prácticas, en realidad nunca me lo habría planteado. Estaba perdida y ahora sé lo que me gusta de verdad.

¿Cómo de importante es el trabajo en equipo en el mundo de la Enfermería?

Es lo principal. El trabajo con los auxiliares, técnicos, médicos… Cada uno tiene su labor, pero si no nos apoyamos y ayudamos unos a otros, nuestro trabajo no sería posible.

¿En qué momento decidiste estudiar esta carrera y por qué has decidido emprender este camino en Povisa?

No sabía qué quería hacer, me llamaba la atención ser matrona, pero no tenía una idea clara. Elegí Povisa porque me lo recomendaron, porque me dijeron que sería muy práctico. Y sí, he tenido una formación práctica muy completa, con rotación en todos los servicios.

De toda la formación, ¿con qué enseñanza te quedas?

He aprendido a vivir disfrutando de las pequeñas cosas en las que antes no me fijaba.

En el día a día de los enfermeros hay que tratar con mucha gente, ¿qué consejo darías a un aspirante a enfermero tímido?

Yo soy muy tímida, pero en el hospital te transformas, te olvidas de la timidez y si hace falta, incluso haces un poco el payaso.

Si pudieses volver atrás en el tiempo, ¿estudiarías de nuevo esta carrera?

Sí, sin ninguna duda.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, ofrecer la posibilidad de compartir e interactuar con redes sociales y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Política de cookies. Leer más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar