Estudiantes de la Escuela de Enfermería de Povisa colaborarán con un proyecto pionero en Galicia de atención a los mayores

  • La concejala de Benestar Social, Yolanda Aguiar, los invitó a participar en el primer “mapa de la soledad” de Vigo
  • Los estudiantes que lo soliciten pasarán una entrevista previa, firmarán un contrato laboral a media jornada y recibirán formación y una acreditación
  • El cometido de los futuros enfermeros será entrevistar a mayores que viven solos para detectar situaciones de vulnerabilidad y las necesidades económicas, sociales o sanitarias de esta población

 

La concejala de Benestar Social del Concello de Vigo, Yolanda Aguiar, visitó la Escuela Universitaria de Enfermería de Povisa para invitar a los estudiantes a participar en un proyecto pionero en Galicia de atención a los mayores.

La colaboración, que será remunerada y tutelada, se centra precisamente en palpar la situación de los mayores que viven solos. La formación y la vocación de los futuros enfermeros hace de ellos los candidatos ideales para recabar información. La fórmula elegida será la encuesta -están previstas unas 4.000 a lo largo de unas cuatro semanas-, pero en un formato “más íntimo, como una conversación”. Y se han perfilado tres modalidades: encuesta telefónica a mayores de 65 años; presencial, para mayores de 65 que sean además usuarios de servicios sociales o de teleasistencia, y una tercera serie también presencial para mayores de 80 que viven solos.

Los estudiantes que deseen participar afrontarán una entrevista laboral, firmarán un contrato de trabajo a media jornada y se les ofrecerá formación previa y una acreditación. “Va a ser algo muy profesional”, apuntó la concejala, que indicó que se ha constituido un equipo multidisciplinar. Este análisis en profundidad de las condiciones de vida de los mayores en Vigo “es una labor de campo de la que todos podemos aprender”, subrayó. Tanto el director del centro, Alfonso García, como la subdirectora, María Giráldez, les animaron a implicarse en un proyecto que es “una oportunidad para investigar y abarcar otros campos de su competencia”.

Una vivencia colectiva que pondrá a los futuros enfermeros en contacto con personas vulnerables y profesionales del ámbito social y les acercará al mundo laboral.

Vigo, según los datos extraídos del padrón municipal, cuenta con 193 centenarios, casi 20.000 mayores de 80 años (el 65,8%, mujeres) y unas 70.000 personas de más de 65. Con este escenario, el Concello plantea crear el primer “mapa de la soledad” de la ciudad, una herramienta para apoyar a quienes lo necesiten, con prestaciones económicas o con asistencia en el hogar. El objetivo es hacer un diagnóstico de las necesidades sociales, económicas y sanitarias de esta población y detectar situaciones de vulnerabilidad.