Los estudiantes defienden sus Trabajos de Fin de Grado

Apuramos ya las últimas horas de este curso con los nervios a flor de piel. Entre los exámenes y las últimas prácticas, los estudiantes defienden ante el tribunal colegiado sus Trabajos de Fin de Grado. Primero fue el turno de los ciclos con sus proyectos, propuestas dispares y muy creativas entre un alumnado que optó por la creación de un tanatorio con las últimas tecnologías o la reducción del formol, las utilidades de la impresión 3D en medicina, la eliminación del radón o la creación de un laboratorio de anatomía patológica a través de equipos de renting, entre otras muchas y dispares propuestas.

Ayer fue el turno de los estudiantes de Enfermería que hoy continuarán defendiendo ante el tribunal sus TFG. Una exposición abierta que supone el último peldaño del paso por la Escuela antes de su salto al mercado laboral y que pone el colofón a un intenso periodo de formación. Una prueba en la que se combinan las inquietudes formativas y profesionales de los autores de cada uno de los proyectos en los que cruzan con cierta audacia la perspectiva económica y la sanitaria.